Hace un tiempo, aqui en topoyiyos hicimos un post sobre los 6 agujeros más grandes del mundo. Pues bien, tenemos que meter uno más.

¿No os ha pasado nunca que parece que habéis leído la misma noticia dos veces? La fotografía de la derecha está tomada hace algunas horas en la ciudad de Guatemala. La de la izquierda está tomada hace tres años en la misma ciudad, aunque en una zona diferente.

Ambos agujeros son casi idénticos, dos impresionantes simas que se abrieron de forma súbita y se tragaron todo lo que tenían encima. El último socavón ha sido provocado por las fuertes lluvias que ha dejado la tormenta Ágatha y el

primero se atribuyó a la acción de las aguas subterráneas. El de 2007 tenía 100 metros de profundidad y, según se dijo entonces, se tragó una docena de casas y mató a tres personas. Se calcula que el agujero de este fin de semana tiene unos 150 metros de profundidad y 40 metros de diámetro.

¿Demasiada casualidad? La perfección y profundidad del primer agujero ya despertó todo tipo de teorías magufas en 2007 y hasta hubo quien lo atribuyó a la presencia de una base de ovnis (WTF). La explicación geológica es mucho más sencilla pero no menos fascinante: los dos enormes agujeros han sido provocados probablemente por un fenómeno de erosión kárstica, es decir, como consecuencia de las corrientes subterráneas de agua que horadan la piedra caliza y terminan por provocar un derrumbe masivo.

Aunque la repetición del fenómeno invita a pensar en lo peor, esta circunstancia no quiere decir que la ciudad de Guatemala esté a punto de ser tragada por el abismo ni nada parecido. Simplemente se halla en una zona propensa a este tipo de hundimientos, que son los mismos que dan lugar a los conocidos cenotes de otras partes de América. En cualquier caso, un estudio geológico del subsuelo no vendría mal para tratar de evitar, en la medida de los posible, futuros accidentes. Vía: Menéame.

Os recomiendo que veais los 6 agujeros más profundos del planeta.

Menudos son los Sinkhole de Guatemala.